viernes, 19 de septiembre de 2014

La fuga

Ha sido esta noche, ante el cuenco con dumplings en salsa picante, que me he parado a pensar. 



Llevo varios días encerrado en mi habitación de hotel en Shanghai acabando un libro que empecé a escribir en Chicago sobre un alemán exiliado. Estoy pendiente de que me llegue un correo de Ecuador en los próximos días, que va a determinar lo que haga a partir de Noviembre y durante el próximo año. Entretanto, preparo un viaje a Filipinas dentro de un mes, para abrir un frente más dentro del grupo de investigación en el que hasta ahora estamos estudiando Marruecos, el Sáhara y Guinea Ecuatorial.

Ya cerca de cumplir mis cuarenta años, delante del cuenco de dumplings me he preguntado si realmente no estaré huyendo de algo. Menos mal que mandando este correo a mi querido Bisagra sé dónde está mi ancla. 

Aunque sepa eso, me acuesto pensando.

Abrazos

Plax

sábado, 13 de septiembre de 2014

Crepúsculo en Shanghai

Recuerdo el consejo que me dio mi amiga Minna, cuando fui por vez primera a Nueva York, para subir al Empire State por la tarde, cuando el sol fuera cayendo, y ver cómo avanzaba el crepúsculo y las luces de la ciudad se iluminaban...

Las tres veces que he ido a Nueva York lo he hecho, siempre con personas importantes a las que he podido ver la expresión cambiante, las bocas abiertas, el asombro, la incredulidad. 



Hoy, por tercera vez en cuatro años, he vuelto a rendir visita al Bund. A las cinco y media de la tarde, cuando empezaba a anochecer, y hasta las siete he sido testigo del espectáculo de la iluminación de los rascacielos en el distrito de Lui Jia Zui, al otro lado del Hangpu. La boca abierta era otra vez la mía, como el año pasado, acompañado de los miles de personas que acuden al espectáculo de una ciudad que cada noche se celebra a sí misma, sin pudor ni escatimar.

Dicen, y es verdad, que cuando se va a Nueva York por primera vez, se tiene la sensación de haber estado antes, de pertenecer a ese lugar (por cierto, se viene hablando desde hace bastante tiempo de declarar Patrimonio de la Humanidad a la isla de Manhattan, algo habrá...). Hoy, paseando por Nanjing Road hasta llegar a esta visión de noche, he tenido una sensación parecida: repasando cada escena de años anteriores, casi pensé que no había llegado a volverme de acá hace casi diez meses ya. No soy de aquí, pero algo de mí aquí está.

Lo que es el tiempo. Con todos mis respetos por la brutal belleza de esta ciudad,

Abrazos

Plax

P.S.: Estando por estas latitudes, estos posts me los cuelga Bisagra en diferido, y no puedo comentar, más que a través, si acaso, del siguiente post...vuestros comentarios me llegan de todas formas por correo, y leerlos de esta manera completamente furtiva, me alegra todavía más... y gracias Bisagra por hacerme de médium…

viernes, 12 de septiembre de 2014

Adelante, lejos, lejos

Hoy es el día uno de muchos cambios. Salgo fuera por una temporada, en el primer paso de una caminata que me llevará lejos. 


Me voy sin mirar atrás, como decía mi querida abuela Josefa, ni tan siquiera para coger impulso. Tengo al lado a mi familia que me da fuerzas, amigos cuyo entusiasmo también agradezco. Por delante hay cosas buenas, nuevas responsabilidades y proyectos.

Gracias a los que me apoyáis. Aunque estemos separados un tiempo, ya tengo ganas de veros. Porque como dice el fandango,

Aunque me voy, no me voy
Aunque me voy, no me ausento
Aunque me voy de palabra
Pero no de pensamiento
Aunque me voy, no me voy...

Os quiero.

Plax

martes, 2 de septiembre de 2014

Leña al leñador

Fue por la advertencia de nuestro querido amigo Marcos, que esta mañana he desviado mi itinerario de running para pasar por Almirante Lobo.

Y la verdad, no hacen falta fotos para ilustrar este post, ni expresar el asco que mis palabras intentan procesar tras la visión que me he llevado. Creo que merece la pena que ese paisaje dantesco lo contempléis con vuestros propios ojos, y que de la imagen hagáis una valoración.

Por mi parte diré que si como se dice, se trataba de una cuestión patrimonial, recordemos que los autores intelectuales de la tala de los árboles son los mismos lumbreras que para dejarnos las cosas claras, se empeñaron en poner el azulejo de "TRIANA" allá en la calle Betis nada más empezar a gobernar. 

En esa ocasión perdieron, y hoy hemos perdido todos los demás, empezando por los plátanos. Solamente recordar, que si lo que se aduce es que su presencia ocultaba la visión de la Torre del Oro, también ese argumento puede ser empleado contra quienes como responsables políticos se empeñan en ocultarnos con su farfolla lo que es claro y transparente como el cristal: el sentido común y la verdad.

En algún momento, Zoidote, tu rollo se te cortará. O usando tu propio eufemismo, se te "apeará". Donde las dan las toman, los cazadores son cazados y el leñazo se lo lleva el leñador. Esperemos que sea pronto. Ojalá fuese posible ya.

Sin mis respetos,

Plax

domingo, 31 de agosto de 2014

Sevilla, su gore y el nuevo fenómeno del cristianobasket mundial

Mira que cuando la veo en Semana Santa no puedo evitar la emoción y un cosquilleo en la garganta. Pues a pesar de ello, respetándola profundamente, verla transplantada a otros contextos deportivo festivos me produce hervor de sangre...bajón de azúcar...desequilibrio hormonal...pérdida de masa cerebral y arcadas...


...porque es que lo de usar la imagen de La Macarena para el Mundobasket 2014 ya es de un gore indescriptible, insuperable, incomprensible e inconmensurable...y es que la realidad de nuestra Complaciente ciudad ya ha dejado atrás incluso a fotogramas de películas de Bollaín, como aquel mítico de la Catedral convertida en polideportivo de Sevilla 2030...

Rindámonos: a fuerza de perseverar, el enterismo de nuestra ciudad siempre nos va a superar. Porque se recrea y se gusta, y además está convencido de que aquí hay que mamar. Si gana España, lo mismo con tanto fervor de cristianobasket, la sacan en procesión rumbo al pabellón de San Pablo (no fue al Estadio Olímpico ya?), le hacen una misa bajo una canasta y en lugar de la banda de Capitán General de Queipo de Llano, le ponen una bufanda de La Eñe, que a los chavales de nuestro tiempo les dice más...

Sin poder aguantar más gore, y siempre con todos mis respetos,

Plax

viernes, 29 de agosto de 2014

Galletas de miel

Antes de iniciar mi tournée particular, y habiendo dejado en la tercera parte el tocho de Yann Moix, me decidí a completar mi currículum murakamiano. Internet en mano y delante de los estantes de mis libros, hice una lista de maravillas leídas de este genio, y promesas de maravillas por leer. Cuatro títulos tenía por delante: Después del terremoto, Underground, El fin del mundo y un despiadado país de las maravillas, y Los años de peregrinación del chico sin color.

Siguiendo con el propósito de leer solo literatura en francés que me puse hace ya tres años, no por otro motivo que no sea practicar por esta ventana que se me abrió con el regalo de una nueva lengua, me fui a Amazon para hacer la caza. Desafortunadamente, los franceses son menos murakamianos que nosotros, y Los años de peregrinación todavía no tienen traducción, así que en lo más reciente hube de esperar.

Pero los otros tres, los compré para que me acompañen los próximos meses. Y el primero ha vuelto a ser otra pequeña maravilla de este gurú de las palabras: de Después del terremoto me quedo con el último cuento, las Galletas de miel, impresionado por la belleza de la historia y la sencillez con que se despliega, y sobre todo, por volver a encontrarme identificado a través de este genio en la figura de Junpei…quien no dijo la palabra exacta en su momento, siempre puede encontrar otra oportunidad…


Me gustaría hacer una fiesta algún día en la que estuviéramos los PoNis y todos los personajes que pueblan los libros de Murakami…Tarifa podría ser el sitio…seguro que lo pasábamos bien…

Con todos mis respetos, que paséis buen fin de semana.

Abrazos

Plax

De paraísos por disfrutar

Tanto como estáis comentando de bellezas por descubrir y paraísos particulares no puedo evitar recordar...

tras dos semanas de vuelta al destino laboral, uno echa de menos el paraíso dejado atrás. Llevo yendo asiduamente, desde que mi compañera, mi complemento, mi otra mitad...me lo mostrara hace ya casi 10 años....primero para seducirme, luego para disfrutar, finalmente para compartir una semana de nuestras vidas para siempre aquí, cada verano.

Repetimos mismo hotel, mismo sitio, donde nos sentimos parte de una familia que va y viene. Año tras año hemos pasado buenos momentos, relajado, reflexionado, tomado fuerzas y sobre todo, disfrutado, aislados de todo el ruido de fondo de nuestras existencias.

Valdevaqueros y Punta Paloma, desde arriba, Africa al fondo, a la mitad de camino entre Mediterráneo y Atlántico, donde acaba Europa y empieza Africa, o eso dicen.

Donde sopla el viento y se lleva las penas, trae el descanso y el aliento. Arena fina y agua fría que aviva la fuerza necesaria para darle otra vuelta al calendario.

El sol calentando, la mente abriendo, diferentes lenguas, diferentes edades una única conciencia de bienestar, de que ese es el SITIO.

Recuerdo Miniurgo que me comentó una vez "no os cansaiss de repetir cada año? no os apetece cambiar algún año?". Es raro, soy una persona que necesita variar con frecuencia en determinadas cosas...pero esta rutina es ineludible. Sin esto, el año no sería lo mismo. El año sería gris. El cerebro no descomprimiría. No entraría aire fresco por sus ventanas.

Ahí es donde yo me retiraría sin pensarlo. He buscado fincas, apartamentos por restaurar, casas, pensando iluso de mi, que alguna vez pudiera pasar largas temporadas aquí.....no, no soy rico, no me lo puedo permitir.

Todavía.

Trabajas todo un año esperando una semana? y aun pensando que no tengo derecho a queja...qué modelo de vida es este, donde uno no ve los paraisos más que contados días al año.

Eso es el motor de mi cambio. El tiempo se agota.

Abrazos





jueves, 28 de agosto de 2014

Franceponien, tanto monta, monta tanto y una última reflexión desde el ojo del huracán

El hecho de que personalmente me vinculase durante una etapa reciente de mi vida a Francia ha dejado en mí un interés genuino por lo que ocurre en el país vecino. Y es un ejercicio mental que agradezco, el de informarme a través de los medios franceses tanto de lo que ocurre allí, como de lo que aquí nos pasa. Mirarnos desde fuera es muchas veces la mejor manera de reconocernos.

Y es que en las noticias recientes de la dimisión primero, y la formación del nuevo Gobierno francés me confirman una hipótesis: que Francia y Sponien son la misma cosa, un concepto que podríamos denominar Franceponien sin equivocarnos demasiado. Y que se me plantea en tres cuestiones, que expongo humildemente, siendo consciente de mi visión externa (porque no soy francés, ni pretendo serlo), y siempre con todos mis respetos:

- Que quien manda aquí en Europa es la que manda. Han sido unas críticas directas a nuestra amiga Angelita por parte de los ministros dimisionarios las que han formado el follón y han llevado a la crisis del Gobierno de Valls. Angelita es muy amiguita para cogerle la manita a Hollande, o para montarse encima del Burrito Que Comía Austeridad y hacer con él el camino de Santiago, pero en el momento que alguien se escantilla y deja de seguir la zanahoria, suelta la yoya sin contemplaciones y manda de vuelta al redil al personal.

- Que a un lado y otro de los Pirineos, la estatura humana y política de quienes nos gobiernan es igualmente baja: el cutrerío de las castas gobernantes respectivas es idéntico, y solo hay que tomar nota de la imputación de nuestra otra amiga Lagarde, la del FMI, en otro caso de corrupción, como último botón de muestra. Si Francia nos sigue llevando la delantera, con todos mis respetos, es gracias a una conciencia colectiva que aquí es inexistente, y a la inercia de unas instituciones realmente asentadas y respetadas, que no sé en qué momento nosotros en Sponien llegaremos a tener…(entre ellas la de una jefatura de Estado republicana, pero de eso hemos hablado suficiente ya…)

- Que sean lo de azul o los de rojo los que nos gobiernen, lo mismo nos da. Las promesas en las elecciones en Francia y en España, hechas por Hollande y el RallandoVoy, eran las mismas. Siendo de colores diferentes, igualmente engañaron a los que los votaron. Manejando ideologías aparentemente diferentes, aplicaron la misma receta, que no fue otra que la que nuestra querida Angelita les mandó desde Berlín por burofax.

Y en todo esto, como siempre, las conversaciones con mi querido Bisagra siempre son reveladoras: vale que el mundo de las finanzas y de los mercados globales sea cambiante, fluctuante, virtual y todo lo que quieras: ¿pero alguien ve normal que hace solamente un año tuviéramos que pagar lo más grande por que nos dejaran dinero, y a día de hoy los inversores prácticamente nos regalen los euros para financiarnos? Esta calma chicha en la que nos hemos instalado, ¿es el triunfo de Angelita y sus recetas? ¿no será precisamente el ojo del huracán?

Humildemente, y con todos mis respetos,

Plax

miércoles, 27 de agosto de 2014

48:13

Con todos mis respetos a Tirano (nuestro gurú musical), el grupo más impactante de la escena musical actual es Kasabian, siempre desde mi personal punto de vista. 

Y para muestra un pequeño botón de su nuevo 48:13... Una maravilla musical de principio a fin, en el que han progresado un paso más, que yo diría ha sido de gigante.



Con suerte, lo cuadro para poder ir a su gira, este otoño en Colonia.


Con todos mis respetos,

Miniurgo.

El nuevo curso

Mañana empieza un nuevo curso. Se acabó el descanso y comienza de nuevo, la actividad laboral. 
Comienza dándole gracias a Dios por poder tenerla, y con nuevos propósitos, similares a los de año nuevo, pero más restringidos al ámbito profesional.

Pero para este curso los propósitos son simples. Muy simples. Tan simples como disfrutar. Porque solemos disfrutar poco trabajando y son muy pocos los que tienen la suerte de disfrutar de verdad con lo que hacen.

Este verano he llegado a la conclusión que disfrutar es sencillo. Sólo hay que proponérselo y ejecutarlo. En realidad no hay más. Porque aunque el ambiente sea hostil, la responsabilidad jodida y los problemas múltiples, todo contexto es una oportunidad para disfrutar, si uno lo que busca es sencillamente eso, y no el éxito, o el reconocimiento o cualquier otra cuestión que no dependa de uno mismo y que poco aporte a uno mismo, más allá de un hueco y vacío ego. Es de las cosas que me ha costado entender, forjado, como he sido, en una educación tristemente competitiva y basada en el éxito como única alternativa, como ha sido la triste y alienante educación franciscana.

Disfrutar y hacerlo con mesura dedicándome tiempo a mí, fuera del día a día, es mi proósito para este nuevo curso.

Buen curso a todos.

Con todos mis respetos,

Miniurgo.